IMG_1720

Cremoso manjar blanco con dulce de lechosa y piña

En esta temporada de comida navideña esta vez les traigo una delicia de postre: manjar blanco con dulce de lechosa y piña, muy típico de las tradiciones venezolanas.

El manjar blanco con dulce de lechosa y piña es el regalito perfecto

Este postre es quizás uno de los más obsequiados entre las familias venezolanas, especialmente en Navidad. Sin embargo, es tan delicioso que algunos no aguantan hasta diciembre para prepararlo.

Aunque algunas veces se regalan por separado, por lo general se sirven juntos por su combinación y equilibrio perfecto, el postre que a todo venezolano le provoca comer en esta temporada; el sabor cremoso y neutro del manjar, y la explosión de dulzor de la lechosa y piña. Te invito a ver cada detalle de la receta en mi video de Youtube preparando esta exquisitez de manjar blanco con dulce de lechosa y piña.

Ingredientes

Para el manjar:

1 1/2 lt. de leche (sustituye por 300 g. de leche en polvo y 1 1/2 lt. de agua)

110 g. de maizina o fécula de maíz

230 g. de azúcar

1 rama de canela

1 cdita. de vainilla

Para el dulce de lechosa y piña:

1 lechosa verde de aproximadamente 1 kg.

2 lt y 2 tazas de agua

1/2 piña aproximadamente 500 g.

500 g. de azúcar

100 g. de panela rallado

1 1/2 taza de jugo de piña

2 cdas. de clavitos

1/2 cda. de bicarbonato de sodio

1/2 cdita de canela en polvo

Preparación:

1. En una cazuela vierte la leche (reserva 1/2 taza para disolver la maizina) y la canela, deja cocinar a fuego medio hasta que rompa hervor. Luego, incorpora el azúcar y remueve por unos minutos. 

2. Disuelve la maizina en la 1/2 taza de leche y agrega a la leche hirviendo revolviendo constantemente para que no se creen grumos, continúa hasta espesar. Retira del fuego y pasa a un recipiente. Espera que repose por un rato para luego refrigerar. 

2. Pela y corta la lechosa y la piña en tiras finas. Mientras tanto, en una olla calienta los 2 litros de agua con el bicarbonato de sodio; al romper hervor lava la lechosa durante 2 minutos.

Tip: La lechosa debe estar muy verde. Lavala bien con el agua hervida y el bicarbonato de sodio ayudará a que se elimine el sabor amargo de la lechosa y que esta se mantenga firme.

3. Licúa el centro de la piña con las 2 tazas de agua. Por otro lado, en una olla cocina los trozos de piña y lechosa. Condimenta y mezcla bien con canela, clavitos, panela y la mitad del azúcar. Deja cocinar a fuego bajo por 40 minutos aproximadamente, siempre revolviendo cada par de minutos. 


4. Una vez la lechosa esté transparente y brillante, agrega el jugo de piña y el resto del azúcar para dejar cocinar por 40 minutos más. Transcurrido el tiempo, refrigera y sirve el delicioso manjar blanco con dulce lechosa y piña. Si quieres más postres y recetas navideñas estaré publicando muy pronto en mi blog. ¡Hasta la próxima receta!

IMG_9601

La reina de la mesa navideña: Hallaca venezolana

La famosa hallaca venezolana, súper tradicional y llena del característico sabor de nuestro país.

No hay nada que huela más a navidad que la hallaca venezolana

Definitivamente empieza a oler a navidad cuando pruebas tu primera hallaca, es algo muy propio de nosotros. Lo mejor es que puedes preparar esta receta desde donde sea que estés, no importa si te encuentras lejos, llevamos la tradición a donde sea que vamos.

Esta receta en especial es de la hallaca venezolana mixta de cerdo y res, y es una adaptación de la receta original de mi mamá. Cuando finalmente aprendí a prepararlas como ella, decidí ajustar algunas cositas y cree esta maravilla, con las cantidades exactas para dejar esas hallacas con el mejor sabor a Venezuela. 

Créanme que tiene muy buenas referencias, además de que se ha convertido en la receta navideña tradicional en muchas familias. Sin más, empecemos a preparar esta delicia ¡Con mucha gaita de fondo! También puedes vernos a mí y a mi mamá preparando esta hallaca venezolana en YouTube.

Ingredientes:

Para el guiso:

750 g. de carne en cubos

750 g. de cerdo en cubos

50 g. de aceitunas

50 g. de pasitas

5 ajíes

2 ramas de celery

50 g. garbanzos

3 dientes de ajo

1 cebolla

1 papa

1/2 pimentón rojo

1/2 pimentón verde

50 g. de alcaparras

1 taza de cebollín

1/3 de taza de vinotinto

1/4 de taza de aceite onotado

1 cda. de orégano

2 cdas. de panela

1 cda. de mostaza

Sal y pimienta 

1 cda. de comino

Para la masa:

Caldo de gallina o Agua

2 tazas de harina de maíz amarilla

2 cdas de aceite en onoto

1/2 Cubito de pollo

Sal

Para el aceite onotado:

Aceite

Onoto en grano

Preparación:

1. Para el aceite onotado, calienta una sartén a fuego medio, vierte el aceite y el onoto en grano, cocina hasta que el onoto suelte su color. Retira del fuego y deja enfriar.

2. Para el guiso necesitas una olla grande y calienta el aceite onotado, sofríe el cerdo, la cebolla, el celery, el pimentón verde y el rojo, ajíes y continúa sofriendo por unos 5 minutos. Agrega la carne y cocina tapado por unos 30 minutos.

3. Pasado el tiempo añade la papa y condimenta con vinotinto, panela, mostaza, comino, orégano, sal y pimienta. Por último, incorpora el cebollín, pasitas, aceitunas, alcaparras y garbanzo. Cocina a fuego bajo por 40 min hasta que todos los ingredientes estén blandos y se complementen bien.

4. Prepara la masa en un recipiente grande, vierte el agua, sal, cubito de caldo, aceite de onoto y la harina de maíz precocida. Amasa y forma bolitas.

5. Comienza por lavar muy bien con agua las hojas de bijao o de plátano. En una olla con agua hirviendo, cocina las hojas por 10 minutos, límpialas muy bien con ayuda de un pañito húmedo y sécalas con un pañito seco. 

6. Corta cuidadosamente la vena de las hojas para no romperlas. Debes dividir las hojas en dos tipos: una que es la principal (la más grande) que es la que cubre la hallaca y la segunda hoja (más pequeña) que va dentro y protege la hallaca. 

7. En las dos hojas de bijao extiende la masa, agrega una porción generosa de guiso y agrega más pasitas, aceitunas y alcaparras si lo deseas. Cierra y amárrala con ayuda de pabilo. Cocina por 15 minutos en una olla con agua. Congela y vuelve a cocinar esta hallaca venezolana acompañada de mi deliciosa receta de pan de jamón.